S.E. Mons. Jesús Martínez de Ezquerecocha, Obispo Emérito de Babahoyo (1935 – 2013)

Nace en Junguitu, pueblo perteneciente al Municipio de Vitoria, Provincia de Álava, al norte de España, el 31 de agosto de 1935, es el quinto de nueve hermanos, tiene una hermana religiosa, sus primeros estudios los realiza en la escuela de su lugar natal. Los estudios secundarios en Laguardia y estudios superiores en el Seminario Mayor de Vitoria, ordenado Sacerdote el 9 de agosto de 1959 y fue párroco de Orviso pueblo de su diócesis desde 1960 hasta 1963.

El 23 de diciembre de 1963 partió hacia Ecuador, formando parte del equipo pastoral del cantón Pasaje de la provincia de El Oro. En 1970 fue párroco de la Catedral de Machala y Vicario General hasta 1979. Entre 1980 y 1982 se desempeñó como administrador Apostólico de la diócesis de Machala (El Oro). De 1982 a diciembre de 1983 fue Vicario General de la misma diócesis.

El 29 de junio de 1984 es nombrado prelado de los Ríos, por el Papa Juan Pablo II, sucediendo al Obispo D. Víctor Garaigordóbil. El 22 de agosto de 1994 se publicaron los decretos de creación de la diócesis y de su nombramiento como Obispo de Babahoyo (el primero, al tratarse de una nueva diócesis).

El catorce de octubre de 1994 se ejecuta la erección de la Diócesis de Babahoyo. Al día siguiente, 15 de octubre fiesta de Santa Teresa de Jesús, se realiza la ordenación episcopal como primer obispo de la nueva Diócesis de Babahoyo y la respectiva toma de posesión.

En el trabajo pastoral y evangelizador ha potenciado la Fe de los creyentes en Jesucristo, desde las Comunidades Eclesiales de Base y los movimientos laicales. Ha sido también mediador en los conflictos que han surgido en diversas organizaciones de nuestra provincia.

Fue responsable del departamento de catequesis y de evangelización de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), donde se ubican las comunidades eclesiales de base. A lo largo de toda su vida evangelizó con el buen testimonio, teniendo siempre por delante la verdad, la humildad, la sencillez, la austeridad. Fue una persona muy asequible y siempre dispuesta a escuchar y a acompañar en todo momento. Desde su experiencia y sabiduría evangélica ha guiado a la Diócesis de Babahoyo en el transcurso de su vida.

Luego de su solicitud de retiro por razones de salud otorgada por el Papa Benedicto XVI, el 27 de marzo de 2008. Regresó a España y permaneció activo como pastor en la parroquia nuestra señora Madre de la Vitoria, en la Vitoria España.

El domingo 16 de febrero de 2013 fallece teniendo 77 años de edad, pidiendo como última voluntad que sus restos fueran cremados y reposen en su tierra natal y en nichos de la catedral Nuestra Señora de La Merced de la ciudad de Babahoyo.